Amatista

Su típico color lila a violeta oscuro es óptimo para transmutar energías.

La Amatista es la piedra vinculada al mes de Febrero, y también la piedra preciosa del aniversario para el sexto año de matrimonio.

Su nombre proviene de la palabra griega “amethystos”, que se traduce en “no borracho”, y es que fué considerada como un potente antídoto contra la ebriedad, razón por la cual, las copas de vino eran a menudo talladas en esta misma piedra.

Ya que el color morado se considera un color real, la amatista goza de una importancia histórica para las insignias del poder. La amatista era también una piedra favorita en las altas filas de la iglesia cristiana, por lo que era llamada también “la piedra de los obispos”.

Es una piedra maestro, un cristal altamente protector. Representa físicamente el rayo violeta alquímico de la transformación. Es una piedra para el sexto y séptimo chakra. Tiene muchas diferentes aplicaciones prácticas. Las piedras grandes de amatista (drusas o geodas) se utilizan mucho en centros de salud, cuartos de meditación y salas de espera. Llenan el espacio con vibraciones relajantes, neutralizan la energía negativa y liberan energía bloqueada. Cuanto más oscuro la amatista, cuanto más fuerte su efecto.

Equilibra los cuerpos físico, emocional y mental. Limpia el aura y ayuda a aquellos que están realizando su transición a la muerte.

Colocada bajo la almohada o usada en el momento de ir a dormir, la amatista aleja el insomnio y las pesadillas, produciendo sueños placenteros, agradables, curativos y hasta proféticos. Además asegura que no se duerma más de lo necesario.

Es la piedra de la paz, tan solo tienes que sostener una piedra de amatista en tu mano derecha si eres zurdo o en la izquierda si eres diestro, para que su energía tranquilizadora inunde tu cuerpo. Calma los miedos, eleva las esperanzas.

Es una piedra de amor puro e incondicional, por ello en muchas ocasiones se las intercambian los amantes para fortalecer su compromiso. Es una de las pocas piedras precisas para aquellos hombres que quieren traer una mujer u otro hombre a su vida. Su energía hace que a su portador le amen tan solo “buenas mujeres/hombres”.

Meditación con Amatista.

Es la piedra más indicada para la meditación. Se coloca frente a nosotros o en altares destinados a esta práctica. Puedes ocupar también aromaterapia que elevara tus niveles de meditación.

Para potenciar la felicidad y limpieza energética en el hogar.

Por lo general aquí conviene invertir en una gran drusa de amatista.
Ponla en un lugar visible constantemente por toda tu familia.

Como todas las piedras, te recuerdo que estas cada cierto tiempo deberás limpiarlas para renovar las energías de tus piedras.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Despacho por pagar via Starken ( Tur Bus)