Turmalina

Es una de las piedras más positivas, luz y amor.
Muchos hablan de la turmalina como, piedra camaleonica, la piedra de las “musas”, ya que se creía sus colores contenían poderes de inspiración que permitían a la mente de los que la poseen ser fuente de una visión y una creatividad ilimitadas.
La turmalina se presenta en toda la gama de colores, siendo el verde y el rosa los más comunes.
Durante la dinastía Manchú en China, los miembros de la clase mandarín llevaban botones redondos hechos de turmalina roja, que permitía distinguirles de los ciudadanos de otras clases. La emperatriz Tzu Hsi quedó tan fascinada por la belleza y el color de la turmalina que tenía más de una tonelada de esta piedra preciosa en su colección real.

Puede usarse para atraer la inspiración, para disminuir el miedo promoviendo el entendimiento y para generar autoconfianza.  Ayuda a balancear el hemisferio masculino y hemisferio femenino del cerebro, equilibra la mente y alinea los procesos mentales.

Posee también una cualidad muy beneficiosa para el jardín y las plantas.  Puede actuar como insecticida natural, manteniendo a raya las plagas y enterrada en el suelo anima y activa el crecimiento de todos los cultivos.

La Turmalina nos ayuda a comprendernos a nosotros mismos y a los demás; te lleva hasta lo más profundo de ti mismo, disipa los sentimientos victimistas y atrae inspiración, compasión, tolerancia y prosperidad.

Genera también un campo protector alrededor del cuerpo, gracias a ello crecemos interiormente y seguimos desarrollando la disciplina necesaria para propagar esa luz hacia el mundo exterior.  Expresa el equilibrio interno y externo y comparte, feliz, sus genuinas cualidades.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Despacho por pagar via Starken ( Tur Bus)